Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Psicología de la Intervención Social

Programa

  • Créditos: 90 ECTS
  • Tipo de enseñanza: Presencial
  • Calendario general: Comienzo en octubre (18 meses)
  • Lugar de impartición: Universidad de Deusto, Campus de Bilbao
  • Centro al que pertenece: Facultad de Psicología y Educación
  • Horario: L, M y X de 16h a 20h
  • Idioma: Castellano    
  • Número de plazas: 30
  • Titulación: Máster Universitario en Psicología de la Intervención Social

Metodología

Modelo de Enseñanza-Aprendizaje adoptado

La Universidad de Deusto viene trabajando desde el año 2001 en un Modelo de Aprendizaje Autónomo y Significativo que constituye la base de su Modelo de Formación.

El MAUD (Modelo de Aprendizaje de la Universidad de Deusto) consta de cinco fases:

MAUD
Contexto Experiencial Parte de la idea de que el aprendizaje se origina en una persona concreta desde sus concepciones previas o preconcepciones, ideas, experiencias; es decir, en su contexto personal, académico, y en su propio entorno social. Este primer paso trata de situar al estudiante ante el tema o cuestión a desarrollar. Por lo tanto, en esta etapa lo que interesa es motivar al estudiante a través de su experiencia y contexto, para que consiga una primera idea global del tema.
Observación Reflexiva El propósito de esta fase es que la persona que aprende se haga preguntas, se cuestione, ya que no puede haber aprendizaje significativo si uno no se pregunta e interroga sobre ello.
Conceptualización El siguiente paso importante es conocer lo más profundamente posible las posiciones teóricas sobre los temas. En este momento, se trata de acercar al estudiante a la teoría que, desde un área científica concreta, se ha venido desarrollando. Ahora bien, no se trata de aprender de memoria sino de un aprendizaje basado en el uso y aplicación de habilidades cognitivas tales como la comprensión, el pensamiento analítico‐sintético, el juicio crítico, el pensamiento divergente, que permita un aprendizaje integrado y significativo.
Experimentación Activa Esta cuarta fase del aprendizaje se refiere a la vinculación teoría‐práctica. Se incluye en esta fase cualquier actividad que favorezca el desarrollo de las habilidades y destrezas de los/las estudiantes en la aplicación de conceptos, teorías o modelos con la finalidad de un mayor afianzamiento de las mismas, con un propósito de resolución de problemas, o con la finalidad de un diseño o implementación de un modelo o estrategia.
Evaluación La evaluación puede y ha de entenderse de diferentes formas. Así es importante hacer pensar a cada persona, enfrentarla con lo que aprende formal e informalmente y vincularlo a sí misma como totalidad. Además, la evaluación tiene un carácter formativo, es decir, la consideración del feedback como elemento clave para el progreso o avance del estudiante. Y también, la evaluación en su sentido de la “rendición de cuentas” del trabajo y estudio de cada estudiante. Se trata por tanto de “dar un juicio” o valorar el rendimiento alcanzado por el estudiante, que conlleva una calificación académica y acredita un nivel de competencia alcanzado.

Evaluación del progreso y resultados de aprendizaje

Para evaluar el progreso y resultados de aprendizaje del conjunto de la titulación se proponen tres indicadores, cuya selección y previsión derivan de las características del sistema de enseñanza-aprendizaje desarrollado por los estudiantes en el Máster Universitario:

  • Sistema de evaluación establecido para la adquisición de las competencias vinculadas a las diferentes asignaturas.
  • Evaluación de tutores académicos y tutores profesionales de las prácticas externas realizadas por los estudiantes en cada curso académico. Al finalizar las prácticas, se recogerá la información correspondiente, a través de los tutores implicados, sobre la actividad desempeñada por cada estudiante para medir el grado de consecución de las competencias del título.
  • Resultado del Trabajo de Fin de Máster. Con la realización del Trabajo Fin de Máster el estudiante culmina su proceso formativo. Este TFM será sometido a evaluación por tribunal y deberá ser defendido públicamente. El tribunal estará compuesto por tres doctores de la Facultad.

El diseño tendrá en cuenta el modelo de evaluación de 360º, integrando la apreciación evaluativa del profesorado, de los pares (ya que algunas actividades formativas se realizarán en grupo) y la autoevaluación.Será objeto de evaluación específica los trabajos realizados en los módulos, la participación en actividades que puedan plantearse, y el trabajo fin de Máster.La calificación final del máster tendrá en cuenta todos los elementos de evaluación, que han tenido lugar a lo largo de los tres semestres. Serán criterios a considerar:

  • La valoración de las Competencias Genéricas en cada asignatura supondrá entre el 5 y el 15% de la calificación.
  • La valoración de las Competencias Específicas en cada asignatura supondrá entre el 85 y el 95 % de la calificación.
  • Se exige un nivel de suficiencia en cada uno de los grupos de Competencias (genéricas y específicas) porque ambas se consideran inseparables en el desempeño profesional y/o investigador.
  • La suficiencia se logrará cuando todos los créditos del Programa de Máster hayan sido superados, siguiendo los criterios establecidos por cada una de las asignaturas.
  • La calificación final será resultado de las calificaciones parciales (ponderadas en función de los créditos ECTs asignados) de las asignaturas del Máster, de las Prácticas Externas y del Trabajo de Fin de Máster.

Programa

  • Créditos: 90 ECTS
  • Tipo de enseñanza: Presencial
  • Calendario general: Comienzo en octubre (18 meses)
  • Lugar de impartición: Universidad de Deusto, Campus de Bilbao
  • Centro al que pertenece: Facultad de Psicología y Educación
  • Horario: L, M y X de 16h a 20h
  • Idioma: Castellano    
  • Número de plazas: 30
  • Titulación: Máster Universitario en Psicología de la Intervención Social

Metodología

Modelo de Enseñanza-Aprendizaje adoptado

La Universidad de Deusto viene trabajando desde el año 2001 en un Modelo de Aprendizaje Autónomo y Significativo que constituye la base de su Modelo de Formación.

El MAUD (Modelo de Aprendizaje de la Universidad de Deusto) consta de cinco fases:

MAUD
Contexto Experiencial Parte de la idea de que el aprendizaje se origina en una persona concreta desde sus concepciones previas o preconcepciones, ideas, experiencias; es decir, en su contexto personal, académico, y en su propio entorno social. Este primer paso trata de situar al estudiante ante el tema o cuestión a desarrollar. Por lo tanto, en esta etapa lo que interesa es motivar al estudiante a través de su experiencia y contexto, para que consiga una primera idea global del tema.
Observación Reflexiva El propósito de esta fase es que la persona que aprende se haga preguntas, se cuestione, ya que no puede haber aprendizaje significativo si uno no se pregunta e interroga sobre ello.
Conceptualización El siguiente paso importante es conocer lo más profundamente posible las posiciones teóricas sobre los temas. En este momento, se trata de acercar al estudiante a la teoría que, desde un área científica concreta, se ha venido desarrollando. Ahora bien, no se trata de aprender de memoria sino de un aprendizaje basado en el uso y aplicación de habilidades cognitivas tales como la comprensión, el pensamiento analítico‐sintético, el juicio crítico, el pensamiento divergente, que permita un aprendizaje integrado y significativo.
Experimentación Activa Esta cuarta fase del aprendizaje se refiere a la vinculación teoría‐práctica. Se incluye en esta fase cualquier actividad que favorezca el desarrollo de las habilidades y destrezas de los/las estudiantes en la aplicación de conceptos, teorías o modelos con la finalidad de un mayor afianzamiento de las mismas, con un propósito de resolución de problemas, o con la finalidad de un diseño o implementación de un modelo o estrategia.
Evaluación La evaluación puede y ha de entenderse de diferentes formas. Así es importante hacer pensar a cada persona, enfrentarla con lo que aprende formal e informalmente y vincularlo a sí misma como totalidad. Además, la evaluación tiene un carácter formativo, es decir, la consideración del feedback como elemento clave para el progreso o avance del estudiante. Y también, la evaluación en su sentido de la “rendición de cuentas” del trabajo y estudio de cada estudiante. Se trata por tanto de “dar un juicio” o valorar el rendimiento alcanzado por el estudiante, que conlleva una calificación académica y acredita un nivel de competencia alcanzado.

Evaluación del progreso y resultados de aprendizaje

Para evaluar el progreso y resultados de aprendizaje del conjunto de la titulación se proponen tres indicadores, cuya selección y previsión derivan de las características del sistema de enseñanza-aprendizaje desarrollado por los estudiantes en el Máster Universitario:

  • Sistema de evaluación establecido para la adquisición de las competencias vinculadas a las diferentes asignaturas.
  • Evaluación de tutores académicos y tutores profesionales de las prácticas externas realizadas por los estudiantes en cada curso académico. Al finalizar las prácticas, se recogerá la información correspondiente, a través de los tutores implicados, sobre la actividad desempeñada por cada estudiante para medir el grado de consecución de las competencias del título.
  • Resultado del Trabajo de Fin de Máster. Con la realización del Trabajo Fin de Máster el estudiante culmina su proceso formativo. Este TFM será sometido a evaluación por tribunal y deberá ser defendido públicamente. El tribunal estará compuesto por tres doctores de la Facultad.

El diseño tendrá en cuenta el modelo de evaluación de 360º, integrando la apreciación evaluativa del profesorado, de los pares (ya que algunas actividades formativas se realizarán en grupo) y la autoevaluación.Será objeto de evaluación específica los trabajos realizados en los módulos, la participación en actividades que puedan plantearse, y el trabajo fin de Máster.La calificación final del máster tendrá en cuenta todos los elementos de evaluación, que han tenido lugar a lo largo de los tres semestres. Serán criterios a considerar:

  • La valoración de las Competencias Genéricas en cada asignatura supondrá entre el 5 y el 15% de la calificación.
  • La valoración de las Competencias Específicas en cada asignatura supondrá entre el 85 y el 95 % de la calificación.
  • Se exige un nivel de suficiencia en cada uno de los grupos de Competencias (genéricas y específicas) porque ambas se consideran inseparables en el desempeño profesional y/o investigador.
  • La suficiencia se logrará cuando todos los créditos del Programa de Máster hayan sido superados, siguiendo los criterios establecidos por cada una de las asignaturas.
  • La calificación final será resultado de las calificaciones parciales (ponderadas en función de los créditos ECTs asignados) de las asignaturas del Máster, de las Prácticas Externas y del Trabajo de Fin de Máster.