Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Psicología de la Intervención Social

Presentación

Carta del Director del Máster

"En momentos como éste, de importantes transformaciones sociales, es necesario formar de manera especializada a profesionales que den respuesta a unas nuevas necesidades.

Vivimos en una sociedad rápidamente cambiante: hemos trabajado por la igualdad de hombres y mujeres pero se multiplican los actos de violencia contra las mujeres; hemos aumentado la esperanza de vida de las personas pero trabajamos desde una perspectiva de atención a las mismas sólo desde las situaciones de dependencia; cuidamos la atención a las personas con discapacidad pero no promovemos sus proyectos de vida independiente; protegemos a la infancia y prevenimos situaciones de riesgo sin promover suficientemente procesos de socialización positiva.

Promovemos el desarrollo económico y social pero dejamos en la cuneta a muchas personas: situaciones de pobreza, de exclusión social… que las ponen en situación de desventaja no sólo social, también, psicológica.

La complejidad de las necesidades y problemas humanos requieren un conocimiento profundo de sus dinámicas y de sus posibles vías de abordaje y solución. La Psicología Social entendida como disciplina eminentemente aplicada, trata de ofrecer soluciones a los problemas sociales considerando la realidad social, política, económica y cultural en la que se producen.

Entre las principales características de esta psicología social cabe citar: el acercamiento ecológico en el análisis de la realidad, de los procesos sociales y los individuos; ser una disciplina más centrada en desarrollar recursos y potencialidades que en subsanar déficits; y su clara vocación preventiva."

 

Pedro Fernández de Larrinoa
Director del Máster

Presentación

Carta del Director del Máster

"En momentos como éste, de importantes transformaciones sociales, es necesario formar de manera especializada a profesionales que den respuesta a unas nuevas necesidades.

Vivimos en una sociedad rápidamente cambiante: hemos trabajado por la igualdad de hombres y mujeres pero se multiplican los actos de violencia contra las mujeres; hemos aumentado la esperanza de vida de las personas pero trabajamos desde una perspectiva de atención a las mismas sólo desde las situaciones de dependencia; cuidamos la atención a las personas con discapacidad pero no promovemos sus proyectos de vida independiente; protegemos a la infancia y prevenimos situaciones de riesgo sin promover suficientemente procesos de socialización positiva.

Promovemos el desarrollo económico y social pero dejamos en la cuneta a muchas personas: situaciones de pobreza, de exclusión social… que las ponen en situación de desventaja no sólo social, también, psicológica.

La complejidad de las necesidades y problemas humanos requieren un conocimiento profundo de sus dinámicas y de sus posibles vías de abordaje y solución. La Psicología Social entendida como disciplina eminentemente aplicada, trata de ofrecer soluciones a los problemas sociales considerando la realidad social, política, económica y cultural en la que se producen.

Entre las principales características de esta psicología social cabe citar: el acercamiento ecológico en el análisis de la realidad, de los procesos sociales y los individuos; ser una disciplina más centrada en desarrollar recursos y potencialidades que en subsanar déficits; y su clara vocación preventiva."

 

Pedro Fernández de Larrinoa
Director del Máster