Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Gerontología

Presentación

El Máster

 

"El máster está resultando una experiencia novedosa. El enfoque, planteamiento y variedad de profesores especializados en diferentes ámbitos de la gerontología facilita el aprendizaje y abordaje de temas nuevos."

Logo de la Universidad de Deusto

Calidad docente

"El máster está resultando una experiencia novedosa. El enfoque, planteamiento y variedad de profesores especializados en diferentes ámbitos de la gerontología facilita el aprendizaje y abordaje de temas nuevos."

Amaia Arregui, Psicóloga. Máster Gerontología 2017.

¿Por qué estudiar Gerontología?  

El envejecimiento de la población es un fenómeno observable a escala mundial y según indican los diferentes organismos internacionales constituye además una tendencia que se acentuará en las próximas décadas afectando especialmente a los países desarrollados. Se ha estimado que en el año 2050 alrededor de un 37% de la población en nuestro entorno tendrá 64 o más años de edad (INE, 2012).

En este contexto los modelos de atención estrictamente asistencialistas, que convierten a la persona en mera “receptora” de programas y servicios resultan insuficientes. Por el contrario se hace especialmente necesario adoptar nuevos modelos de trabajo con las personas mayores que concedan a éstas un papel protagonista en la gestión de su propia vida, que contribuyan a la mejora de su salud y calidad de vida y que promuevan activamente la participación y el bienestar.

Precisamente, durante el Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional (2012) se ha puesto de relieve que envejecer activamente es envejecer con salud, manteniendo los mayores niveles posibles de autonomía personal y disfrutando de una vida plena y significativa como miembro activo de la comunidad. Y todo ello, a ser posible en el marco de una sociedad “para todas las edades” en la que las oportunidades para el desarrollo personal, el aprendizaje a lo largo de la vida y el encuentro significativo con otras personas -sin importar la edad- lleguen a ser algo cotidiano.

Por estas razón es necesario contar con profesionales bien cualificados, con un conocimiento riguroso sobre los cambios asociados al proceso de envejecer y las posibles estrategias de intervención en cada caso; con habilidades para la comunicación y el encuentro humano, con sensibilidad para valorar la gran diversidad existente entre las personas mayores y apertura para trabajar no sólo “para” las personas mayores sino –fundamentalmente- “con” ellas, con una actitud positiva y una confianza ilimitada en sus posibilidades.

El Máster Universitario en Gerontología es un magnífico recurso de formación que se propone ayudar a los futuros y actuales profesionales del ámbito de la gerontología a obtener una mirada nueva, positiva, sobre las personas mayores y a disponer eficazmente de los recursos profesionales necesarios para maximizar su autonomía y su bienestar, compensar posibles limitaciones de salud y favorecer un estilo de vida implicado que contribuya a hacer posible lo que todas las personas deseamos, un “buen envejecer”.

Presentación

El Máster

 

"El máster está resultando una experiencia novedosa. El enfoque, planteamiento y variedad de profesores especializados en diferentes ámbitos de la gerontología facilita el aprendizaje y abordaje de temas nuevos."

Logo de la Universidad de Deusto

Calidad docente

"El máster está resultando una experiencia novedosa. El enfoque, planteamiento y variedad de profesores especializados en diferentes ámbitos de la gerontología facilita el aprendizaje y abordaje de temas nuevos."

Amaia Arregui, Psicóloga. Máster Gerontología 2017.

¿Por qué estudiar Gerontología?  

El envejecimiento de la población es un fenómeno observable a escala mundial y según indican los diferentes organismos internacionales constituye además una tendencia que se acentuará en las próximas décadas afectando especialmente a los países desarrollados. Se ha estimado que en el año 2050 alrededor de un 37% de la población en nuestro entorno tendrá 64 o más años de edad (INE, 2012).

En este contexto los modelos de atención estrictamente asistencialistas, que convierten a la persona en mera “receptora” de programas y servicios resultan insuficientes. Por el contrario se hace especialmente necesario adoptar nuevos modelos de trabajo con las personas mayores que concedan a éstas un papel protagonista en la gestión de su propia vida, que contribuyan a la mejora de su salud y calidad de vida y que promuevan activamente la participación y el bienestar.

Precisamente, durante el Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional (2012) se ha puesto de relieve que envejecer activamente es envejecer con salud, manteniendo los mayores niveles posibles de autonomía personal y disfrutando de una vida plena y significativa como miembro activo de la comunidad. Y todo ello, a ser posible en el marco de una sociedad “para todas las edades” en la que las oportunidades para el desarrollo personal, el aprendizaje a lo largo de la vida y el encuentro significativo con otras personas -sin importar la edad- lleguen a ser algo cotidiano.

Por estas razón es necesario contar con profesionales bien cualificados, con un conocimiento riguroso sobre los cambios asociados al proceso de envejecer y las posibles estrategias de intervención en cada caso; con habilidades para la comunicación y el encuentro humano, con sensibilidad para valorar la gran diversidad existente entre las personas mayores y apertura para trabajar no sólo “para” las personas mayores sino –fundamentalmente- “con” ellas, con una actitud positiva y una confianza ilimitada en sus posibilidades.

El Máster Universitario en Gerontología es un magnífico recurso de formación que se propone ayudar a los futuros y actuales profesionales del ámbito de la gerontología a obtener una mirada nueva, positiva, sobre las personas mayores y a disponer eficazmente de los recursos profesionales necesarios para maximizar su autonomía y su bienestar, compensar posibles limitaciones de salud y favorecer un estilo de vida implicado que contribuya a hacer posible lo que todas las personas deseamos, un “buen envejecer”.