Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Transferencia

Programa de Entrenamiento Cognitivo Compensatorio

Dra. Elizabeth W. Twamley, University of California, San Diego
Dra. Eneritz Bengoetxea, Universidad de Deusto
Dra. Alejandra Mondragón, Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía
Dra. Natalia Ojeda, Universidad de Deusto

Definición y características

La remediación cognitiva es una forma de tratamiento que trata de mejorar el rendimiento de la persona en dominios cognitivos como la atención, memoria y aprendizaje, funciones ejecutivas, lenguaje, cognición social o la meta-cognición. El propósito final es que el beneficiario adquiera estrategias eficientes para un funcionamiento vital adecuado general y duradero (Cognitive Remediation Experts Workshop, 2010). Esta forma de tratamiento se sustenta principalmente sobre los modelos teóricos de restauración (estimulación repetida), optimización (utilización de sistemas cognitivos conservados) y compensación (aprendizaje de estrategias alternativas o ayudas externas para suplir la función perdida) (Tate, 1997).

Basándose en esta última aproximación teórica, la Dra. Elizabeth W. Twamley creó el Programa de Entrenamiento Cognitivo Compensatorio (ECC). (2006). Este programa ha sido ahora traducido y adaptado por el equipo de Neuropsicología de los Trastornos Médicos Severos dirigido por la Dra Natalia Ojeda, con el objetivo de que los pacientes catellano parlantes y sus terapeutas puedan beneficiarse de su uso.

El programa ECC trata de abordar y rehabilitar los déficits cognitivos, ayudando a la persona a afrontar de otra manera las limitaciones provocadas por los mismos. Su uso está indicado especialmente en los casos en los que la recuperación de la capacidad cognitiva deteriorada resulta poco probable. El ECC se centra específicamente en la rehabilitación de cuatro dominios cognitivos: (1) atención y concentración, (2) aprendizaje y memoria, (3) memoria prospectiva (recordando para recordar) y (4) resolución de problemas y flexibilidad cognitiva. Dominios que, en palabras de la autora principal, resultan básicos e imprescindibles para un correcto funcionamiento socio-laboral y una buena calidad de vida.

El entrenamiento cognitivo se lleva a cabo mediante el aprendizaje de una gran variedad de estrategias mentales y ayudas externas. El objetivo principal será conseguir que la persona asuma como propias estas estrategias y las incluya dentro de sus hábitos cotidianos. La adquisición de hábitos ha demostrado ser particularmente resistente al olvido (Bayley, y cols., 2005; Keri, y cols. 2005), por lo que esto ayudaría a aumentar la durabilidad de lo aprendido y mantener el beneficio del programa a largo plazo. En la tabla 1, se expone un esquema de las estrategias compensatorias enseñadas en el entrenamiento de cada módulo.

 

Tabla 1. Resumen de estrategias compensatorias enseñadas en el programa de Entrenamiento Cognitivo Compensatorio
resumen estrategias compensatorias enseñadas en el programa de entrenamiento cognitivo compensatorio
Capacidad Cognitiva Motivo de Entrenamiento Estrategia Compensatoria
Habilidades conversacionales y atencionales

 

 

 

 

Asociación con nivel de funcionamiento (especialmente vocacional) y adquisición de habilidades psicosociales.

• Utilización de la “auto monitorización” para mantener atención y concentración.
• Habilidades conversacionales.
Aprendizaje verbal y Memoria • Resumir información.
• Otorgar relevancia a la información.
• Hacer anotaciones.
• Habilidad para aprender nombres.
Funciones Ejecutivas y Flexibilidad Cognitiva • Brainstorming.
• Resolución de problemas en 6 pasos.
• Contraste de hipótesis.
Memoria Prospectiva Asociación con la atención, adherencia al tratamiento y ejecución completa de la tarea. • Utilizar agendas y recordatorios.
• Unir o asociar tareas.